¿10 Claves para elegir a mi pareja?

¿Elegir o dejarme elegir? es importante en primer lugar elegir a la pareja, más que dejarse elegir.

Dejarse elegir es ser  escogido en base a lo que esa persona está buscando y no necesariamente en lo que quieres encontrar tú.

¿Cuál es el riesgo de no elegir? Es que  termines  aceptando a una persona en tu vida, con la que tienes poco en común, solo por no enfrentarte al riesgo de continuar  solo (a).

Elegir te da la posibilidad de buscar a aquella persona que concuerde con lo que quieres encontrar.

.

Es vital que puedas escoger a la persona que quieres para que sea tu acompañante en este maravilloso camino de la construcción de una relación de pareja.

 

¿Qué aspectos tengo que considerar?

 

  1. Debe existir atracción física (no significa que tienen que ser la Barbie y el ken), debe existir atracción física: me gusta su sonrisa, o sus piernas, sus ojos, su nariz o su forma de caminar. No es superfluo lo físico; es la puerta de entrada… y debemos ser sinceros con nosotros mismos al respecto.
  2. La clase social, esto es muy importante aunque pareciera frívolo, pero dependiendo de esto, cada uno persona tiene un sistema de valores, creencias, costumbre y principios que pueden unirnos o separarnos.
  3. El sistema de parentesco: es importante considerar si la persona que escogemos está relacionada de alguna forma a mi entorno familiar y preguntarme más allá de eso qué consecuencias puede tener para mí, escoger a esta persona. ¿Tenemos alguna relación familiar? ¿Cómo me afecta esta situación familiar? ¿Qué consecuencias tendrá esta decisión en mi vida? Y decidir si realmente vale la pena tomar este tren.
  4. La relación con las familias: cuando nos relacionamos con una pareja, esta viene con su familia y tengo que considerar que me inspira dicha familia: La familia habla de su propia historia, de cómo es esa persona, que valores tiene, que costumbres, que preferencias. Es iluso imaginar que voy a transformar a mi pareja, en alguien diferente a lo que es hoy o para hacerlo diferente a su familia.
  5. La conducta laboral: es importante tomar en cuenta ¿trabaja o no trabaja? ¿En que trabaja mi pareja?, ¿cómo me siento con esto? ¿Es conveniente para lo que necesito el trabajo en que se desenvuelve? ¿Cómo me afecta o no su trabajo? ¿Esta conducta laboral favorecerá un futuro que queramos construir?
  6. El desarrollo profesional y académico: es importante considerar que nivel académico y que profesiones o no son acordes con lo que deseo o con lo que no deseo.   Considerar la importancia de preguntarse  ¿Cómo es para mí escoger una  pareja que no tenga una formación académica? ¿Es irrelevante? ¿Qué tenga o no tenga una formación académica, no es importante para mí, o es imprescindible que la tenga?  No es realista construir fantasías de que voy a convertir a mi pareja  en algo que está en mi pensamiento, porque eso es lo mejor para él (ella).
  7. La capacidad productiva: es importante investigar si la persona que queremos para pareja tiene una historia de capacidad productiva o si realmente no es productivo. ¿Estoy dispuesto a mantenerlo (a) porque su prioridad en la vida no es trabajar?¿Qué tiempo tiene en esta historia productiva? ¿Es muy cambiante o es estable? ¿Vive de su herencia?
  8. Los hábitos sexuales: hay que conversar sobre estos temas para evaluar si lo que esta persona considera placentero, coincide con lo que es placer para el otro. ¿Qué tan dispuesto (a) estas a compartir algunas prácticas sexuales? Solo hablando sobre los hábitos y gustos de cada uno podrán conocerse.
  9. El desarrollo espiritual: es importante considerar si coinciden en su religión, creencias o si son contrapuestas e inadmisibles para alguno de los miembros de la pareja. “Me quiero casar contigo, pero tu religión no te lo permite”.

 

  1. Sentir “amor”, esa emoción  que nos seduce a acércanos al otro y a compartir con  nuestra pareja, muchos momentos y experiencias; hacer planes y tener proyectos comunes, sintiendo placer y la alegría de que se renueven cada día.

Fatima Villanueva

fatinico@gmail.com



Los Comentarios están cerrados.